lunes, 16 de febrero de 2009

Y yo sigo aqui...

Nota importante: Esto no pretende ser un rollo sufragista-feminista-¡que bien estoy sin sujetador! Pero es que hay cosas quele tocan a una la moral...( porque no tengo pelotas que si no también me las tocarían)
A lo que voy. Soy tan imperfecta que si usara una crema para cada uno de mis defectos usaría,en un cálculo aproximado, un total del 40 cosméticos.Véase: anticelulitis, antiestría, vientre plano. Reafirmante de senos, reafirmante de feminidad, crema hidratante, astringente, moldeadora, reparadora, abrillantadora de espuelas. loción anti-pensamientos originales.Crema de día, de noche, de media mañana. Eso si, cada producto con sus correspondientes E-numerito-numerito-numerito. ¡Que no hay epidermis humana que aguante tanta osmolaridad, ni armario de Ikea capaz de soportar tantos botecitos¡ ¿Cuantas horas al día tendría que dedicar a utilizar todos eso potingues? Esas horas que podría utilzar en ayudar a mi projimo, aprender arameo o en una idea descabellada charlar con un amigo (sin ningún tipo de remordimiento también las podría utilizar en rascarme el chirri)
Todo esto viene porque, hace poco, después de una guardia, me sorprendí a mi misma con un pensamiento desafortunado como: fu, que fea estoy.Es decir que tras 24 h intentando que no se muera gente, despúes de un derroche físico e intelectual ¿ Uno de mis pensamientos es que estoy hecha unos zorros? Esto no puede ser... Podría iniciar aqui un debate sobre la publicidad, los medios y los canones de belleza pero sinceramente, tengo ya mucho vello como para reconocer que la única culpable de esto soy yo misma
Esta retahila no tiene ningún fin concreto, sólo es que no escribo nunca, tengo complejo de columnista y esto se lo tenía que soltar a algién.

La Gema