jueves, 17 de junio de 2010

Cuando te dejan hacer

Soy un proyecto de cirujano. Desde hace muchos años he querido serlo (cirujano, no el proyecto). Hoy me he sentido un poco más cirujano. El hecho de que tus superiores te muestren confianza y te dejen hacer, sienta muy bien. Si a esto le sumamos que la confianza me la han dado en Madrid, donde sólo llevo 17 días, sienta mucho mejor. Hoy, cuando he salido de quirófano con esta sensación, he pensado en que todos los días de bajón en los que no te dejan hacer, en los que sólo te piden que rellenes papeles o en los que te caen broncas porque nunca estás donde debes. Un día como hoy hace que te olvides de todos los demás. Te motiva a estudiar, a mejorar día a día y a agradecer cada una de las cosas que te enseñan.
Sé que mucha gente, casi todos de especialidades quirúrgicas, en el periodo que finaliza R3 y comienza R4, han tenido una crisis existencial (yo me incluyo). Os animo a que busquéis un día de trabajo como ha sido hoy el mío, que lo memoricéis bien y que, cuando llegue alguno de los otros días, recordéis este.

En conclusión: que no me cabe un piñón por el culo!!!!