miércoles, 22 de octubre de 2008

Huelva, mi tierra...

Dedicado a Andrés...mi amigo...por nuestra tierra que tanto adora... siguendo la propuesta de willy...y porque estos días...estos días...la echo de menos...mi casa...el conquero...esa cuesta que seguramente dejaría de añorar a las cuatro de la mañana de vuelta a casa, no por su amenazadora oscuridad tanto como por su marcada pendiente de la que uno no se percata hasta que ya da pereza volver a atrás y coger por el camino más largo dando un rodeo...echo de menos esos sábados desayunando en el bar madrid, que ahora han redecorado...bajar después a la plaza a comprar pescado...unos churritos de papa o masa, da igual, son churritos...mmm...calentitos...echo de menos pasear por la calle concepción...una hamburguesa en el puesto de la plaza de las monjas...y subir de nuevo por pablo rada a casa, dando un rodeo (porque te acordaste de la cuesta de la muerte el día anterior...), no sin antes pasar por el guerto paco y criticar que está lleno de chavales comiendo pipas...echo de menos ir a comprar el períodico anca isa, a la papelería amarilla...las campanadas de San Pedro, silbarle a teresa desde la calle a su balcón, que ella se asoma...y el domingo, a la noche, tras el partido del recre, pasear por el muelle del tinto...tranquilo, sólo con luces...el acualón al fondo, ¿de verdad tiene forma de barco??...asuuu...sí...no sé por qué...pero ultimamente lo echo de menos...será que vamos pa viejos...plural de cortesía claro...


En fin...unos poemas de un muchacho de Huelva, un tal Luis Gómez, mu apañao...las fotos son en su mayoría de la página del hijo de unos amigos de mis padres, que hace unas fotos brutales cuanto menos...


...y...como iba diciendo...dedicado a mi amigo Andrés...por nuestra tierra que tanto adora...
Lágrimas de mar
El mar tiene lágrimas pero siempre son nunca suyas,se las presta el río y la caña las lloran las olas y susurran ¡ay, llanto de marea rota!salones de caracolas mudas,primero sol, luego sombra,un rugido más tarde espuma.Pero del todo jamás vencida,no sabe a lágrima y duda si por amor sangra la orilla,si por amor la sal y las dunas en su fondo sólo son fondo que las corrientes ondulan,o si en sus crestas hondos pensamientos de ayer circulan ¡ah, mar que decora en su edad siete mares y sólo veo una!Blanca pero azul ¡mar! ¡mar!mar de sol, de río, mar de luna ¡llora mar, llora lágrimas de sal! y ríe también tu forma ninguna.


Las barcas de El Rompido


Las barcas vencidas y rotas aún guardan redes en secreto,en sus quillas vuelan gaviotas;son en la ría de fango y viento,extensiones por todo abrazadas a bravos recuerdos bien avenidos;entre ellas los niños cantan,hombres que mañana serán marinos como sus padres, hoy en pasado cuentan sus cicatrices al umbral en la soledad del que es olvidado-mira, hijo mío, así es, así, el mar-Tendidas al sol lucen morenas los toletes en las bordas oxidadas;lloran sus remos las pateras en las tardes sin sombra varadas.Las barcas en sus años cuajadas,manifiestan en silencio qué fueron,el hombre de mar en la terraza,novias fieles de los marineros.Y yo, esta tarde de septiembre con la edad recia a la espalda,siempre las veré luciendo, siempre morenas a dos soles en la playa.

Te quiero
Te quiero porque tengo que quererte,tan blanca y tan azul, tan marinera.Te quiero porque eres toda verde del mar azul a la encrespada sierra.Te quiero y allá donde voy te llevo como amuleto albo-azul en mi cartera.Te quiero porque he de quererte y es mi fuero pasear por el mundo del brazo de mi tierra.Te quiero por tus alegres jarales y altos,por los bostezos de tus aldeas y su gente.Te quiero por tus patios de naranjosy más te quiero donde yo quiero verte.Te quiero y hasta que muera siempre te querré y te llevaré por bandera.Te quiero y espero que mi muerte la ahogues tú, Huelva mía, mi Huelva.



Los pinos de Huelva

En la sombra que los pinos acapara de forma lenta sus tobillos de arena,asoman trenzadas las raíces y se alzan hacia el cielo con movimientos de yedra.A sus faldas los amantes se aprietan.en sus copas el sol dora sus ramas¿Qué en sus silencios de pino queda?Circulan bocas de puro amor deseadas.Verdes pinos, blancas playas ¡mi tierra!¡que silbe la luna a tus rellanos atrapada!el Piedras corre al mar y en su delta los verdísimos pinos le cantan:¡corre valiente! su canción en alabanza.¡Corre tus nardos! ¡despoja tu tristeza!que antes de ser de la mar consternadalos pinos te abrazan con aires de Huelva.


El condado




La soledad sangra vinodescarnado y como el vino se descarna descarnemos la soledad sangrante que el vino deshace;lloremos las parras en espirales de hierroy las cepas que todo ocupan;no exiliemos las raíces que en la línea nos dejaron los mayores,padres, poetas,y velemos el luto del vinoah, vino enlutado por la tierra del manzanilla.Barricas, mosto, pies desnudos que sudaron uvas y dieron nombre a lo que fue el misterio del vino sangrante,que nunca al Condado en olvido.

7 comentarios:

Javithink dijo...

Si eso lo has encontrado haciendo tu búsqueda bibliográfica el artículo que publiques va a ser un pepino.

osi dijo...

sip, como se puede comprobar el Síndrome de Cronkhite-Canada tiene una clínica la mar de curiosa...

(por cierto... me recuerda al esquema-resumen sobre la picadura de escorpión ¡qué escueto está el post, oigan!)

pyjote dijo...

queda oficialmente clausurado este blog, jamás se escribirá algo mejor. adiós.

lobobailon dijo...

Ahora lo que tendría que hacer yo es poner dos o tres nuevas entradas con unos cuantos links para que los viéseis, pero como soy un caballero, me abstengo...

osi dijo...

¡Cómo está el ultranacionalismo comarcal!
Jorobaros, que la única que vive en un paraíso tropical soy yo (bueno, aceptamos a Willy como pertenecedor a la comarca, que vive al lao)
No quiero recordarle a nadie cierto día en primero de carrera en el casi fallecemos de hipotermia en Onuba...y Lobo, en Zamora sólo hay 2 estaciones: invierno y crudo invierno.

Javithink dijo...

Qué gracioso es ver a estos de provincias discutir...
sigan, sigan...

pyjote dijo...

la culpa es de Zapatero.